Bonanova

Ya de regreso en mi tierra, trepado en mi árbol y sentado en una rama (gruesa porque he subido de peso), reflexiono sobre los días pasado en el pavimento de Barcelona, cada vez más bonita y demasiado turística, y en los momentos pasados con la familia, con Marina, con mi amigo y hermano de barrio Amadeo y con los compañeros del colé.

Muchas-muchas cosas podría comentaros apoyándome en lo que habéis escrito, muy lindo por cierto, pero seré breve, no os preocupéis.

Pienso que primero de todo debemos felicitarnos por mantenernos unidos, o mejor dicho por habernos agrupado, en gran parte gracias a la tecnología actual, y a nuestro presidente vitalicio y plenipotenciario: el gran Quico!

Tiene mérito que nos juntemos y demuestra que estamos bien, que no debemos nada y que hemos asimilado las cosas buenas y malas que a todos, inevitablemente, nos habrán ocurrido. Por eso me apena que Gumer, quien ha tenido una vida familiar y profesional impecable, no nos haya acompañado. A esta altura de la vida tenemos el privilegio de abrazar cualquier ideología y sin embargo, discrepando, abrazarnos físicamente con cariño, Gumer! La próxima no te libras.

Las varias veces que me he reunido con vosotros me conducen a pensar que de haberme quedado a vivir en Barcelona habría desarrollado una amistad mucho más estrecha con casi todos vosotros. Me ha impresionado la simpatía de Roberto Griñó que aún sin escuchar muy bien participa con entusiasmo y sentido del humor, sin dejar de ser el profesionalazo que es. Sigue así Robert y salúdame a tu simpática esposa. A ver si algún día hacemos algo contigo por aquí …

Gracias Pep por confesarme y perdonarme “haberme topado”.

Pep, otro con excelente sentido del humor. Qué importante es el buen humor en esta vida, no sé si en la otra porque una de las cosas que más me tiene intrigado en la vida es que en la Biblia no hay un solo versículo dedicado al humor, o sí José María?

Gracias también a Xavi Badía por dejarse ganar en el tenis, caballerosidad de un buen anfitrión en ese maravilloso Reial Tennis Club de Barcelona. Y a su esposa por aguantarnos a tantos en su cine … Estoy seguro que esa habrá sido la última vez que me invitas pues fui jalando a 10 más, perdón …

Pero qué bello es compartir con los amigos, no? Para eso uno tiene casa, espacio y hasta cine, como Ramón Fito, al que no le ha pasado más de una década, todos hemos cambiado, pero él está igual! Seguro que debe estarse haciendo algún tratamiento en los laboratorios de su empresa que más parece la NASA que algo de plantas y semillas.

Toni Fontanet ha crecido físicamente y en sus assets. Tuvo la bondad de recibirme en su masía de El Priorat, visitar las bodegas de Capçanes y explicarme cómo se cuida un viñedo, todo eso antes de irnos a cenar y pedir de postre “calças y sostens”.

Y el Delta del Ebro, qué maravilla. Paseándolo uno repite: hay muchos sitios muy lindos en muchas partes del mundo.

Mi amigo Domingo como que despertó, pues me parece que había puesto nuestra amistad en hibernación. Y me va a visitar en Ecuador, qué bueno. Y veo que también lo harán Ramón y Xavi, seguramente con Jordi Perelló para que les inyecte el antídoto cuando en mi casa les muerdan las culebras. Gumer, únete al grupo.

No hubo tiempo de hablar más largo con Carles, Juan Luis, Xavier y Enric, buenos interlocutores, qué pena.

Pero me despedí yendo al campo del Espanyol con Quico y viendo un desastroso triunfo de mi Real Madrid que no consigue la maravillosa fórmula del Barça, que no me cansaré de repetir que ha hecho el mejor fútbol de todos los tiempos. Pero ya le voy a llamar a Florentino para contratar a los tataranietos de DiStefano, Puskas y Gento, y al hijo de Guardiola para que cuando celebremos los 75 años de egresados las cosas sean diferentes.

Y menos mal que todos los días pasé borracho porque la no presencia de August y sus risa sostenida me hubiese puesto muy triste.

bonanovaOs quiero a todos.

Deja un comentario